Preguntas frecuentes

¿Cuáles son tus idiomas de trabajo?

En Tradurama trabajo principalmente con traducciones de inglés y francés al español. Como profesional de la traducción, sigo las recomendaciones de las asociaciones de traductores e intérpretes profesionales y solamente traduzco hacia mi lengua materna, es decir, el español.

Si necesito una traducción a otros idiomas, ¿podrás echarme una mano?

Consúltame. Conozco a otros colegas de profesión que trabajan con combinaciones de idiomas diferentes a las mías.

¿Tan importante es que un traductor traduzca hacia su lengua materna?

Es absolutamente imprescindible, ya que para ofrecer un trabajo de máxima calidad, el traductor debe traducir hacia la lengua que domina plenamente. El profesional de la traducción debe conocer los matices de los idiomas con los que trabaja, llevar a cabo tareas de investigación para confirmar cada término y, ante todo, saber expresarse impecablemente en su lengua materna. Un buen traductor siempre será un buen escritor.

Qué diferencia hay entre un traductor profesional y alguien que habla el idioma?

Lo que necesitas traducir no se ha generado espontáneamente. Ha exigido una inversión de tiempo, esfuerzo y dinero. Por eso necesitas un profesional tan competente como tú para que tus palabras lleguen lejos. ¿Por qué arruinar tu reputación por confiar en alguien que no está preparado? Un traductor profesional trabaja diariamente con palabras, es el oficio para el que se ha formado y sabe cómo pulir un mensaje hasta hacerlo brillar.

¿Cuáles son las fases por las que pasa el texto hasta su entrega?

El proceso de traducción es laborioso y complejo. Es un error pensar que el traductor se dedica exclusivamente a traducir sin atender a otras cuestiones igualmente relevantes.

A grandes rasgos, estas son las etapas irrenunciables en todo proceso de traducción:

  1. Análisis de los archivos y preparación del material para traducir.
  2. Selección de documentación previa.
  3. Traducción.
  4. Resolución de dudas con el cliente.
  5. Revisión de la traducción y control de calidad.
  6. Entrega de la traducción.
  7. Opcional: revisión de la traducción una vez maquetada o formateada y control de calidad final.
¿Mantendremos el contacto durante el proceso de traducción?

Por descontado. En el caso de que las hubiera, el cliente recibirá del traductor las dudas que hayan surgido durante la traducción para aclararlas antes de finalizar el trabajo. Después de aplicar los cambios acordados con el cliente, se entregará la versión definitiva de la traducción. También es habitual que el traductor detecte erratas o expresiones poco precisas en el texto original durante la traducción. En este caso, el traductor se las comunicará al cliente para que pueda mejorar su texto de partida.

¿Cuánto se tarda en traducir un documento?

Depende de varios factores, como la complejidad del texto y su extensión, la disponibilidad del traductor en el momento de la solicitud del trabajo, la necesidad de mantener el formato del texto de partida y el número de personas que intervienen en el proceso (traductor o  traductor + revisor). En cualquier caso, la traducción es un proceso intelectual que requiere creatividad, minuciosidad y especialización, por lo que es necesario que el traductor disponga del tiempo suficiente para generar un texto de calidad. La ecuación es sencilla: a mayor tiempo, mayor calidad.

¿Qué se entiende por una buena traducción?
  • Una buena traducción se entiende fácilmente porque el lenguaje utilizado es fluido y natural.
  • Una buena traducción no modifica en modo alguno el sentido del texto original.
  • Una buena traducción cumple con su cometido en el contexto de llegada.

Si aún tienes dudas o no tienes claro lo que necesitas, escríbeme a rairizo@traduramateam.com
y trataremos de encontrar la mejor solución.